El 25% de las personas son portadoras de este virus pero pocos saben curarse de los herpes labiales

¿Llegó el día de tu cita y de pronto descubres que tienes un herpes labial? Es realmente una sorpresa inesperada y muy poco grata, porque estas llagas en la boca, además de ser contagiosas son en extremo molestas y dolorosas.

Si bien existen muchas cremas y geles que tratan estos herpes, eliminarlos no es tan fácil y toma un tiempo prudencial, pero afortunadamente existen remedios caseros que te podrán ayudar en estos casos desesperados con eficacia y rapidez.

1. Regaliz.

El regaliz puede no tener un sabor muy agradable, aunque a mucha gente le gusta. Pero lo más importante en relación al regaliz es que puede ayudarte a curar tu herpes labial, porque contiene glicirrina, un ácido que neutraliza el virus que provoca el herpes deteniendo su propagación.

Si puedes obtener polvo de regaliz, mézclalo con agua y aplica esta pasta sobre tu herpes. Deja actuar unos minutos y luego enjuaga. Aplícalo varias veces al día.

2. Aceite de menta.

La menta es deliciosa y refrescante, pero al mismo tiempo sus propiedades antivirales son ideales para descongestionar y eliminar estos molestos herpes.

Aplica aceite de menta sobre las llagas de tu boca 3 veces al día. Te ayudará al mismo tiempo a conservar un aliento fresco durante todo el día.

3. Aceite del árbol del té.

El aceite del árbol del té cuenta con muchas propiedades, entre las que sumamos la eliminación del herpes labial, las verrugas y también los piojos. Aplica unas gotas sobre el labio en la zona afectada por el herpes varias veces al día. Puedes comprarlo en los herbolarios o farmacias que vendan productos homeopáticos.

4. Leche.

Aunque muchos consideren este truco como ineficaz, otros insisten en que da buenos resultados. ¿Qué pierdes con probar? Moja un trozo de algodón en leche bien fría y colócalo sobre la llaga. Ten en cuenta que es necesario retener el algodón en la boca durante unos minutos. Repite varias veces al día.

5. Peróxido de hidrógeno.

El peróxido de hidrógeno actúa como un desinfectante y recupera el tejido dañado del labio. Si la zona afectada sangra, este remedio puede aún ser más eficaz. Aplícalo y déjalo actuar un par de horas.

6. Ajo.

El ajo no tiene buena reputación en cuanto al olor penetrante e inconfundible, pero lo cierto es que nadie puede rebatir los poderosos beneficios que aporta este vegetal.

Cuenta con propiedades antibacterianas y definitivamente tiene un efecto inmediato en el tratamiento de los herpes labiales.

Corta un ajo al medio de manera transversal y aplícalo sobre la llaga durante algunos minutos.

7. Hielo.

Parece un recurso muy simple y poco efectivo, pero lo cierto es que el hielo da buenos resultados; sobre todo cuando se trata de mitigar el dolor que puede ser realmente muy intenso. No tiene propiedades antibacterianas y tal vez podrías combinarlo con algunos de los remedios caseros que acabamos de citar. Te ayudará con la inflamación y la propagación del herpes.

8. Extracto de vainilla.

El extracto de vainilla que solemos usar para postres, contiene alcohol y es beneficios en el tratamiento de los herpes, ya que esta sustancia impide que se multipliquen las bacterias que provocan el herpes y ayuda a curarlo.

Aplica unas gostas 4 o 5 veces al día.

Se cree que una de cada cuatro personas sufre a diario de herpes labial y estos trucos ya han sido probados en muchas oportunidades. Elige el que más te convenga y vuelve a disfrutar de tener labios sanos y libres de llagas.

Si crees que esta informacion es interesante, compartela con tu familiares y amigos de Facebook y Twitter.