Como eliminar el sarro de los dientes en tan solo 5 minutos y sin gastar en dentistas!

El cálculo dental, también denominado sarro o tártaro dental, es la acumulación de sales de calcio y fósforo sobre la superficie dental. Se trata del resultado de la mineralización de la placa bacteriana, esto es, del conjunto de microorganismos, saliva y restos alimenticios que se van depositando sobre las piezas dentales.

El sarro se compone de una parte orgánica y otra inorgánica, donde predominan el calcio y el fósforo.

Según su localización, se distingue entre el sarro supragingival (amarillo), cuando se halla por encima de la línea de la encía, y el infragingival o subgingival (marrón), cuando se sitúa por debajo de esa línea.

Consejos para ayudar a controlar el sarro

El mejor consejo que podemos darte es no dejar que se forme el sarro.

Como siempre, la higiene oral se basa en el imperio de cepillarse por lo menos 2 veces al día durante al menos 2 minutos. El mejor cepillo es uno pequeño y suave, que puede llegar a todas partes en la boca. A la hora de cepillarte tienes que estar seguro de alcanzar todos los lugares accesibles y limpiar los molares también.

Los enjuagues de aceite

Los enjuagues con aceite de girasol son un método de curación de la cultura ayurvédica de la India. Nos permite limpiar nuestra dentadura, tratar problemas bucales y además permite sacar toxinas al exterior y limpiar nuestra boca en profundidad. Está especialmente recomendado en casos de infecciones de la boca, problemas de las encías, placa dental, gingivitis, dentadura oscurecida y dientes flojos.

Sólo necesitaremos aceite de girasol o de sésamo de primera presión en frío. En este artículo explicamos detalladamente cómo se realizan. No obstante, no olvides que el uso de estos productos será únicamente como enjuague bucal, puesto que de esta manera lograremos aprovechar sus beneficios antibacteriales, antifúngicos y anti-inflamatorios.

El agua oxigenada y el bicarbonato

El agua oxigenada es un gran blanqueador natural, y por ello podemos usarlo, una vez a la semana, añadiendo tres gotas en nuestro cepillo de dientes.

El bicarbonato de sodio es otro antiguo remedio para limpiar nuestros dientes y además nos ayuda a prevenir la acidez. Podemos usarlo para cepillar nuestros dientes con suavidad, para no rallar el esmalte, un máximo de dos veces por mes o semana de intermedio.

Algunos estudios sugieren que los cepillos electrónicos eliminan la placa mejor que los normales. Si va a usar uno, asegúrate de comprobar que el sello de la Asociación Dental Americana (ADA), debido a las rigurosas pruebas y control de calidad.

Si crees que esta informacion es interesante, Compartela…

Loading...
loading...

Comentarios