Esto es lo Que le Pasa a tu Cuerpo si te Duele el TALÓN al despertarte o Cuando estás de PIE

El espolón calcáneo es una patología del talón que genera dolor en el lugar donde se ubican los tendones impidiendo realizar las actividades de la vida cotidiana. Esta calcificación en el talón se origina por utilizar calzado inadecuado o por adquirir malas posturas cuando estamos de pie o por sobre carga en la planta del pie.

Los zapatos de taco alto estilizan la figura y lucen muy bien, pero favorecen a que se originen lesiones en los pies, entre ellas, los espolones que terminan siendo muy dolorosos.

Por lo general el dolor más agudo se da en la mañana o con la práctica de actividades físicas intensas. La sensación de “pisar un clavo” es lo que describen todos aquellos que lo padecen.

La intervención quirúrgica no es frecuente, ya que se utilizan plantillas ortopédicas, taloneras de siliconas o masajes de estiramiento e incluso tomando medicamentos para aliviar los dolores.

Afortunadamente existen remedios caseros que ayudan a aliviar los síntomas del espolón y así puedas recuperar tu ritmo de vida normal.

–    Aceite de coco

Este hidratante de la piel ayuda a suavizar el talón y por ende, a calmar el intenso dolor. Se recomienda entibiar el aceite de coco antes de aplicarlo, como así también, se recomienda tomar cápsulas de coco que reducen la inflamación y el dolor.

–    Vinagre de Sidra de Manzana

El vinagre de sidra de manzana tiene la particularidad de atraer el calcio que se encuentra en exceso, reduciendo la inflamación y aliviando el dolor. Embebe un trozo de algodón en vinagre de sidra de manzana y rodea el talón sujetándolo con una venda para que no se mueva. Dejar actuar toda la noche. Repetir durante 1 semana.

–    Bolsa de hielo

Como ya sabemos, el hielo se recomienda para lesiones en los huesos, ya que tiene la capacidad de reducir la inflamación y el dolor. Tome una bolsa de hielo y aplique sobre el talón durante 15 o 20 minutos, siempre cubriendo con algo el pie y nunca con el hielo directo sobre la piel. Si bien esto es algo temporal, el hielo adormecerá la zona ayudando a disminuir el dolor.

–    Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio también es útil, entre otras cosas, para tratar los espolones en los talones, contribuyendo a eliminar la acumulación de calcio que es la produce el dolor. Prepara una pasta a base de bicarbonato y agua y aplícalo con una gasa, vendando para que no se mueva. Aplicar dos veces al día durante 1 semana.

Comparte estos valiosos consejos con todos aquellos que puedan necesitarlos.