El dolor de rodillas era insoportable hasta que probé hacer esto. El resultado fue increible.

La col es un vegetal que pertenece a la familia de las crucíferas al igual que el brócoli y la coliflor. Es originaria de Europa meridional y central y recibe otros nombres como repollo o berza. Tiene hojas color verde y además de ser un alimento muy sabroso aporta muchos nutrientes.

Contiene minerales como calcio, hierro y potasio, además de cloro y azufre. Todo esto forma parte de un cóctel que realiza una limpieza exhaustiva de las paredes del estómago y los intestinos.

Asimismo, contiene aminoácidos y sustancias importantes como el ácido fólico la quercetina, la leucina y la cistina; vitaminas C, K y las del complejo B.

Como podemos apreciar es un vegetal que aporta muchos nutrientes y beneficios pero al mismo tiempo podemos darle un uso medicinal a todas estas propiedades de la col.

Entre sus múltiples usos podemos citar:

Dolores de cabeza: los dolores de cabeza pueden ser síntoma de innumerables dolencias, indigestiones, problemas en la vista, problemas hepáticos o simplemente cansancio, estrés y agotamiento.

Un remedio casero para los dolores de cabeza son las hojas de col. Aplica varias hojas extendidas sobre la frente y la parte superior de la cabeza y retenlas con un pañuelo o un gorro de baño para que se mantengan en el lugar.

Edema causado por lesiones: Si usted sufre un golpe en alguna de sus extremidades y estas comienzan a inflamarse, coloque hojas de col fresca y véndelas para sostenerlas fijas en su sitio. Esto ayudará a calmar el dolor y aliviar la inflamación. Puede utilizar este mismo remedio casero para muñecas y pies hinchados.

Se recomienda realizar esta práctica de noche antes de irse a dormir para que haga efecto mientras duerme.

Glándula tiroides: la glándula tiroides, entre otras cosas, regula el metabolismo del cuerpo y cuando sufre algún tipo de alteración muchas funciones del organismo dejan de funcionar con normalidad.

Para mejorar las capacidades de la glándula tiroides aplicar hojas de col sobre el cuello y cubrir con una venda o un pañuelo para sostenerlas. Dejar actuar durante toda la noche y retirarlo por la mañana.

Dolores por lactancia: dar de mamar es un acto de amor sin igual pero algunas veces el amamantamiento puede generar dolor en los pechos. Para aliviar estas molestias recomendamos cubrir los pechos con hojas frescas de col durante unas horas.

Puede aplicar este remedio casero en cualquier momento del día.

No olvide comentar y compartir…

 

Loading...
loading...

Comentarios