Ponte esto en cualquier cicatriz, arruga o mancha que tengas en la piel y observa como desaparecen en pocos minutos.

2 months
2841 Views

Cada vez que nos miramos al espejo y notamos ciertas imperfecciones en el rostro nos decimos que daríamos cualquier cosa por poder corregir como por arte de magia todos esos detalles que no nos gustan.

Tanto mujeres como hombres queremos lucir un rostro libre de arrugas, manchas o cicatrices y empezamos a buscar dentro de la industria cosmética cuáles son las opciones que pudieran satisfacer nuestros requerimientos; pero nos encontramos con tratamientos que prometen corregir imperfecciones que no siempre logran su objetivo o que son extremadamente costosos.

Al igual que siempre, la naturaleza viene al rescate y nos pone el alcance de la mano los ingredientes necesarios para elaborar recetas naturales que pueden ayudarnos con casi todo, y mejorar el aspecto del cutis llega a ser posible.

El principal ingrediente de este tratamiento de belleza natural es la maravillosa miel, un estimulante de la circulación sanguínea que rejuvenecerá tu rostro y le devolverá la tersura y la suavidad que no siempre logramos obtener.

Además de ayudarte con las arrugas y nutrir la piel, este tratamiento casero combate manchas de sol, suaviza cicatrices, alivia erupciones y disimula las consecuencias del acné.

Para prepararlo vas a necesitar:

– 1 cucharadita de miel de abeja
– 1 cucharadita de jugo de limón
– ½ cucharadita de canela en polvo
– ½ cucharadita de nuez moscada

Preparación:

En un recipiente, mezcla todos los ingredientes hasta preparar una masa. Toma en cuenta que si tienes una piel muy sensible debes agregar un poco más de miel.

Es importante destacar que la miel tiene la propiedad de dilatar los vasos sanguíneos de modo que no deben utilizarla personas que padezcan de rosácea o enfermedades similares de la piel. En su reemplazo puede utilizarse arcilla blanca o verde agregando la cantidad de agua necesaria para que quede como una pasta.

Aplicar la mascarilla en todo el rostro cuidando de no tocar los ojos o la boca. Deje actuar 10 minutos y luego retire con agua tibia. Por último, aplique alguna crema humectante.

Es posible que sientas un cosquilleo en la piel que resultará completamente normal y que desaparecerá en pocos minutos. Realiza este tratamiento una o dos veces a la semana para obtener resultados concretos.

Loading...
loading...

Comments