Remedios caseros milagrosos para el acné y las espinillas

Tu piel es tu amigo. Te gusta tu piel y a tu piel le gustas tú. Tu piel te protege de los elementos atmosféricos a cambio de que le protejas de cualquier tipo de daño gracias a las cremas y potingues que se encuentran en el mercado. Pero un día el acné asoma su fea cabeza, y de repente decide alojarse por toda tu cara.

¿Qué podemos hace para acabar con este problema?

Los remedios naturales para combatir el acné son una buena manera de deshacerse totalmente de él, o por lo menos de mantenerlo a raya.

  1. Aplica un poco de vinagre de sidra de manzana

El vinagre de manzana es un gran aliado a la hora de actuar como un remedio para el acné. ¿Por qué? Porque en primer lugar mata a las bacterias que pueden estar causando todos los problemas en la piel. También se convierte en alcalina y equilibra el pH de la piel, que a su vez elimina todas las bacterias.

Vinagre-de-manzana-3

Por si fuera poco es un astringente, como el zumo de limón y te ayudará a secar el exceso de grasa en piel. Ten cuidado y no seques tu piel demasiado, puesto que esto podría causar que las glándulas sebáceas se sobreproduzcan para compensar y por lo tanto puede acabar desencadenando un brote de acné.

Para la receta vas a necesitar:

– Vinagre puro de manzana sin filtrar

-Agua fría

Lávate la cara con agua fría y después sécala. Usa una proporción de 1 parte de vinagre por 3 partes de agua, sumerge una bola de algodón en el vinagre y aplícalo directamente sobre las espinillas y el acné. Dejar actuar durante al menos 10 minutos, o durante toda la noche. Vuelve a aplicar el vinagre varias veces al día, lavando la cara completamente después de cada uso. Asegúrate de usar una crema hidratante puesto que tu cara puede quedar muy seca.

  1. Haz una máscara de canela y miel

La miel es pegajosa y la canela es picante y no son dos alimentos beneficiosos para nuestra piel, pero sorprendentemente y aunque pueda parecer extraño, la miel y la canela son una (literalmente) bomba asesina cuando hablamos del acné. La canela tiene propiedades antimicrobianas y la miel es un antibiótico natural.

Para la receta vas a necesitar:

-2 cucharadas de miel

-1 cucharadita de canela

– toallas de papel

Lo primero es lavarse bien la cara con agua fría. Mezcla 2 cucharadas de miel y 1 cucharadita de canela hasta que se mezclan a fondo y se haya creado una especie de pasta. Aplica la máscara en la cara y dejar actuar durante 10 a 15 minutos. Esta es una mezcla pegajosa, así que asegúrate de tener algunas toallas de papel al alcance de la mano.

  1. Leche o yogur y miel.

Si bien hay un poco de barullo alrededor de los tópicos que dicen que los productos lácteos causan el acné, parece que la leche puede mejorar estos brotes y el tono de la piel. La leche calma la piel irritada y ayuda a bajar el tono de la rojez. Los ácidos que se encuentran en la leche o en el yogur son antibacterianos, mientras que la grasa de la leche proporciona humedad, por lo que es muy nutritivo para la piel.

miel_yogur

Para la receta vas a necesitar:

– 1 cucharada natural de leche baja en grasa o un yogur y mejor entera que descremada.

– 1 cucharada de miel

Mezclar 1 cucharada de leche o yogur con 1 cucharada de miel. Aplicar la mezcla con un algodón. Dejar reposar durante 10 a 15 minutos. A continuación lávate la cara utilizando un paño y frotando suavemente con un movimiento circular. Una vez que hayas terminado, no te olvides de hidratar tu piel.

Comentarios