Remedio casero contra las Varices, Callos y Talones Agrietados

Las mujeres acostumbramos a prestar atención a todos los detalles en relación a la estética y al cuidado del cuerpo, pero hay algo que siempre dejamos para lo último o a lo que casi no le damos importancia: los talones agrietados.

Muchas veces como consecuencia de la sequedad, de calzados inadecuados o de una mala alimentación, notamos que los talones se agrietan como consecuencia de la piel seca. Para ponerle fin a este problema, te recomendamos un eficaz remedio casero que al mismo tiempo se ayudará con las várices y los callos en las plantas de los pies.

Sólo necesitan reunir estos dos ingredientes: 10 aspirinas y 250ml de alcohol al 70%

¿Cómo prepararlo?

Moler las aspirinas hasta hacerlas polvo, agregarle el alcohol y hacer una pasta. Empapar un trozo de algodón y aplicar en los talones agrietados. Asegurar con una venda y dejar actuando toda la noche.

Por la mañana, lavar y aplicar aceite de glicerina. Repetir durante 10 días este tratamiento hasta lograr recuperar la piel en la zona.

No olvide compartirlo…