Quemadura en los ojos: Un niño perdio la vista a causa de este juguete que probablemente tengas en tu casa

El laser llegó a nuestros días incorporado a cuestiones de la vida cotidiana que en ocasiones ni siquiera percibimos. Los usamos en los lectores de códigos de barras, impresoras laser o los punteros que se usan en oficinas o conferencias cuando se quiere señalar un punto determinado durante una charla o demostración.

Pero lo que mucha gente desconoce del laser y en particular de los punteros laser, es el peligro que conlleva cuando es utilizado de manera negligente o por niños sin la supervisión de los padres.

Este objeto no es un juguete inofensivo que cualquiera pueda manipular. Y así puede demostrarlo un adolescente de Tasmania que perdió el 75% de visión en sus ojos por el uso indebido del puntero laser.

El Presidente de la Sociedad Oftalmológica de Valencia (España) explica que el laser actúa como un lente de aumento en el ojo concentrando la luz en un punto determinado, de la misma manera que una lupa puede quemar un material si concentra la luz del sol. Y agrega que esto ocasiona daños irreversibles.

El laser se utiliza en medicina oftalmológica, pero los profesionales conocen cómo aplicarlo y tienen muy claro el riesgo que supone manipular este elemento de manera inadecuada.

Es importante conocer el riesgo que implica utilizar un laser aún a grandes distancias, ya que puede dañar la retina de manera temporal a 800m de distancia y provocar ceguera permanente a 160m de distancia.

En resumen, el uso del puntero laser debe quedar reservado a usos determinados, manejados por adultos y lejos de los niños. Y tal vez deberíamos considerarlos “una amenaza a la salud pública”, tal cual lo expresó el Dr. Williams, vocero de la Academia Estadounidense de Oftalmología.

Proteja a los suyos compartiéndoles esta importante información