Moringa, Arbol de vida de las faldas del Himalaya; Debes conocerlo

La Moringa es un árbol originario de la India, muy frondoso, que puede medir hasta 10 metros. Actualmente se cultiva en Asia, América, África e incluso en Europa.

Hace muchos años que las hojas, corteza, frutos, semillas e incluso las raíces de este árbol se viene utilizando en la medicina tradicional india y se aplicaba hasta para tratar o prevenir 300 enfermedades.

Los científicos determinaron que este árbol ofrece un sinnúmero de beneficios para la salud, ya que contiene un alto contenido de proteínas, vitaminas, aproximadamente 46 antioxidantes que ayudan a la prevención de formaciones malignas y minerales tales como, el calcio, cromo, cobre, hierro, magnesio, manganeso, molibdeno, selenio, y zinc. Todos estos nutrientes conforman un suplemento nutricional completo para el bienestar de nuestra salud.

Las flores se utilizan como ingrediente para ensaladas, como así también sus raíces que son muy parecidas a la zanahoria. Se pueden comer tanto crudas como hervidas como complemento de otros platos.

Al tener una gran cantidad de vitaminas y bioflavonoides, retrasan el envejecimiento, evitando el efecto de los radicales libres en el organismo.

¿Qué otros beneficios aporta la Moringa?

Diurético: Las infusiones preparadas con las raíces, hojas, flores, y semillas, actúan como diuréticos y ayudan a eliminar toxinas del organismo. También disminuyen el colesterol en sangre.

Anti-inflamatorio: Tanto el extracto de raíz de la Moringa, como las semillas pueden ayudar en enfermedades inflamatorias crónicas.

Asma: Los granos de semilla de Moringa mejoran las funciones respiratorias, relaja los bronquiolos ya que contiene sustancias similares a la efedrina, utilizada en el tratamiento del asma.

Hongos: El Pterygospermin que se extrae de las hojas ayuda a combatir infecciones y tiene una gran acción antifúngica.

Antidiabético: Tres horas después de su ingesta, la Moringa logra bajar los niveles de azúcar en sangre.

Cáncer: Los compuestos bioactivos como el niazimicin, que protegen al organismo de contraer cáncer. Los antioxidantes ayudan a reducir la formación de células cancerígenas.

Hipertensión: Las hojas de la Moringa contienen unos activos biológicos, que ayudan a estabilizar la presión arterial del organismo, por lo tanto actúa como hipotensor.

Estimulante cardiaco y circulatorio: Las raíces de la Moringa contienen alcaloides que actúan como estimulante cardíaco a través del sistema nervioso.

Esta informacion puede cambiar vidas, compartela…

 

 

Loading...

Comentarios