Hoja para producir insulina, limpiar los riñones, eliminar ácido úrico y regular la presión arterial

La ciencia avanza a un ritmo excepcional. En la actualidad es bastante común la existencia de fármacos y productos de laboratorio que nos ayudan a combatir enfermedades diversas muy especificas, con el inconveniente de traer consigo efectos secundarios que resultan molestos o peligrosos.

No estamos del todo obligados a seguir esas medicina a menos que sea una recomendación especifica de un médico o especialista. Tenemos como buena alternativa el uso de la medicina natural, la cuál ha estado vigente por muchas generaciones y hasta nuestros días no nos ha defraudado.

La naturaleza está diseñada para aportarnos soluciones naturales de modo que podamos tratar un sin número de dolencias y malestares en nuestro organismo, quizás nuestras abuelas alguna vez nos llegaron a hablar de un remedio natural bastante eficiente que en la actualidad seguimos aplicando.

Usar medicinas naturales tienen mayor ventaja que los fármacos, en especial por su bajo costo y evitan los efectos secundarios indeseados.

En este artículo te explicaremos uno que poca gente suele aplicar, a pesar de su sencillez y grandes propiedades. Si quieres aprender a aprovecharlo sigue leyendo.

Las hojas del níspero también tienen propiedades medicinales, por estas razones no debes dejar de consumirlas

 La hoja del níspero cuenta con muchas propiedades, al igual que la fruta.

Estos son algunos de los tantos beneficios al organismo al momento de consumirlas:

Mejora la producción de insulina, lo que ayuda a procesar mejor el exceso de azúcar y prevenir la aparición de diabetes.

Limpia el hígado y mejora la depuración de toxinas en la sangre.

Reduce inflamaciones, urticarias y malestares en la piel.

Mediante diversos antioxidantes, fortalece el sistema inmune y previene la aparición de diversas enfermedades.

Ayuda al funcionamiento de los riñones y elimina el ácido úrico con mayor facilidad.

Regula la presión arterial.

Fortalece el funcionamiento del páncreas, aún a quienes padecen de diabetes.

Todos estos son pocos beneficios en comparación a lo que logran las hojas de níspero. Para elaborar este remedio requieres muy pocas cosas.

Consigue algunas hojas de nísperos y tritúralas, añade una cucharada sopera en agua hirviendo y deja un par de minutos, hasta que observes que las hojas liberan su extracto. Deja reposar y cuando enfríe puedes beber.

Se recomienda consumir mínimo una taza luego de cada comida, es decir 3 tazas diarias. No agregues ningún tipo de endulzante para no reducir su efecto, quizás el sabor no sea excelente pero en pocas semanas, a notar sus efectos, seguramente considerarás que vale la pena consumirlas.

 

Comentarios

comentarios