Elimina el dolor de rodilla naturalmente y sin cirguía

Existen medicamentos, que son básicamente antiinflamatorios, que alivian el dolor articular de manera efectiva, pero al cabo de un tiempo nos encontramos con que debemos tomarlos sin pausa para que hagan efecto e incluso suelen provocarnos dolores estomacales y trastornos digestivos.

Los dolores musculares y articulares pueden afectar nuestra vida de manera significativa. Suelen aparecer como consecuencia de malos movimientos, accidentes o cierto tipo de enfermedades.

Pero la buena noticia es que puedes tomar un remedio casero que en realidad es algo que casi todos tenemos en nuestras cocinas: la gelatina.

La gelatina se obtiene al procesar el tejido óseo de algún animal, convirtiéndolo en un alimento importante que se compone en un 90% de proteínas.

Y al mismo tiempo, la gelatina puede convertirse en un aliado para recomponer las articulaciones y los cartílagos ya que sintetiza el colágeno en nuestro organismo.

Asimismo, la gelatina actúa en los procesos inflamatorios de la artritis y la artrosis, fortalece nuestros dientes, uñas y cabello y previene la osteoporosis.

Para empezar a aprovechar sus beneficios, debes seguir los siguientes pasos.

– Utiliza preferentemente gelatina sin sabor.

– Colocar 2 cucharaditas en ¼ taza de agua y dejarla toda una noche a temperatura ambiente.

– Por la mañana notarás que la gelatina cambió su apariencia, volviéndose más viscosa.

– Agregar miel, yogur o queso crema y consumir media hora antes del desayuno.

– Es importante consumir la gelatina de manera regular para que resulte beneficiosa para nuestras articulaciones.

También puedes mezclarla con frutas, siempre y cuando evites algunas como piña, papaya, kiwi e higos porque las enzimas de estas frutas no permiten que la grenetina se solidifique en nuestro organismo, es decir, no aportaría las propiedades esperadas.

La gelatina es fácil de preparar, a todo el mundo le gusta y tiene múltiples beneficios.  No olvides compartir…

Loading...

Comentarios