Cómo conseguir un vientre plano en dos semanas

Conseguir un vientre plano es el sueño de muchas y s que resulta algo difícil de lograr, pues este requiere muchos esfuerzos más que cuando solamente queremos perder peso.

Para obtener el vientre plano que siempre has deseado tener, debes comenzar con la reducción de grasas y para eso necesitarás muchos esfuerzos físicos más que sacrificios en la alimentación, pues los abdominales marcados no aparecerán solo con comer lechuga y pan integral y eso lo sabes.

Si quieres conseguir un abdomen plano debes ser constante y dedicado, sin embargo no es algo imposible de lograr, pues en solo dos semanas podrás lograrlo si sigues algunos trucos como los que te traemos hoy.

No esperes más, estas a unas líneas de saber como obtener un abdomen plano sin necesidad de muchos esfuerzos que puedan impulsarte a rendirte justo antes de la meta. Sigue leyendo y entérate de como lograrlo.

Trucos para un vientre plano

Si no sabes como empezar pues solo te decimos que debes enfocarte en realizar ejercicios que ayuden a la tonificación de tu abdomen y lucir una nueva figura.

Para lograr un vientre plano necesitarás emplear algunos ejercicios que te ayuden a quemar la grasa que se encuentra acumulada en esta zona.

Esto lo lograrás haciendo ejercicios como los abdominales y las planchas o planks, además de tener constancia, una buena alimentación y cambio de hábitos.

Si bien decidiste hacer estos ejercicios debes saber que no te puedes matar horas y horas haciendo estos ejercicios pues puedes crear lesiones más que un vientre plano.

La idea es que realices estos ejercicios por lapsos de 20 a 30 minutos pero que sean intensos y teniendo descansos de solo 20 segundos hasta completar la rutina, para hacer una o dos rondas más después de los dos minutos de descanso.

Te recomendamos que acudas con un entrenador y le preguntes cual es la rutina que más se ajusta a tus condiciones, pues cada quien es diferente, y las diferentes de cada quien son diferentes.

En cuanto a la alimentación, te aconsejamos comer proteínas animales, como las carnes, el pollo y el pescado, eso sí ninguno de esto puede ser frito. También puedes incluir algunos cereales integrales, verduras, tubérculos, chocolate negro, verduras de tallo como la col y los puerros y mantenerte hidratado con agua y té de hierbas.

Debes evitar las frituras, lácteos, el pan blanco, gaseosas, frutas harinosas, chicles, dulces, pastas, arroz, y azúcar blanca.

Debes saber que la hora y la forma en la que comes también influyen en tu figura. Si vas a comer, hazlo con tranquilidad y mastica cada bocado de 10 a 15 veces para facilitar la digestión del alimento. Cocina los alimentos al vapor y utiliza sal marina pero un poco.

Si ya has logrado tu meta sigue estos consejos para mantener esa figura:

Trata de mantenerte relajado pues el estómago recibe nuestro estado mental y las tensiones lo que puede causar la inflamación del vientre. Las energías negativas como la depresión, pueden provocar dolores en esta zona y ralentizar tu digestión. Toma algún probiótico para mantener tu vientre menos hinchado.

Haz respiraciones profundas mientras estés acostado o incluso si estas de pie. Coloca una mano en tu estómago en inhala contén la respiración y exhala.

Realizar masajes en tu zona abdominal puede ayudarte a mejorar tu digestión, lo que te favorecerá a que el tránsito intestinal mejore.

No olvides compartir