Aplica este tónico en tu rostro y recupera la belleza perdida en tu cara

Ya hemos hablado de los beneficios del aguacate, las uvas, el aloe vera, pero no muchos están al tanto de las propiedades benéficas del agua de arroz que un tratamiento de origen japonés muy utilizado desde hace mucho tiempo por sus mujeres.

Utilizar remedios naturales para beneficiar a nuestro organismo ya se ha convertido en una sana costumbre y cada vez se utiliza con mayor frecuencia.

Algo tan simple como el agua que se descarta al hervir arroz puede ser sumamente beneficioso para la piel y te vamos a contar cómo y por qué.

¿Sabes para qué se aplica?

– Tonifica la piel evitando el envejecimiento gracias al inositol que estimula la circulación sanguínea.

– Sus altos contenidos de Vitamina B, hidrata la piel, la suaviza y también cuenta con propiedades que se aplican al cabello y a las uñas.

– El inositol también actúa sobre las arrugas hidratando esta zona en donde la piel es tan delicada.

– El ácido pítico del agua de arroz es un exfoliante natural que elimina células muertas y da brillo y lozanía al cutis.

– El agua de arroz depura la piel y elimina rastros que dejó el acné. Reduce la intensidad de las manchas y tonifica la piel.

– Desmaquillar la piel del rostro no siempre se logra con éxito. Si quedan restos de maquillaje que van tapando los poros restándole una buena oxigenación a la piel, el agua de arroz es un buen remedio para eliminar residuos que afectan la piel.

Toma nota de lo que necesitarás para elaborar esta mascarilla rejuvenecedora.

– ½ taza de arroz integral orgánico. (puedes encontrarlo en tiendas dietéticas)

– 2 cucharadas de agua destilada.

– 2 cucharadas de aguacate

– 1 cucharada de miel

Procedimiento:

– Cocinar el arroz y cuando esté tierno, colar el agua y reservar.

– Tomamos el arroz, agregamos el aguacate y la miel y mezclamos hasta obtener una crema uniforme.

– Aplicamos esta preparación en el rostro a modo de mascarilla dejando actuar 20 minutos.

– Al momento de retirarla, utiliza un algodón embebido en el agua de arroz que habíamos reservado, removiendo para exfoliar.

– Retirando impurezas y removiendo células muertas le devolverás brillo y juventud a tu rostro.

Preparalo hoy mismo y no olvides compartir esta receta con tus amigos y familiares…

Comentarios