6 Remedios naturales que ayudarán a aliviar tu dolor de garganta

¿Qué causa el dolor de garganta?

Las alergias, el aire seco, la contaminación que se encuentra en el aire, así como enfermedades como el resfriado común, la gripe, el sarampión y la varicela pueden causar dolores de garganta. El dolor de garganta es una infección viral que no responde a los antibióticos.

Las infecciones bacterianas son responsables de sólo un pequeño porcentaje de los dolores de garganta, entre ellos los relacionados con la faringitis estreptocócica, la tos ferina y la difteria. Se recomienda llamar a un médico sólo en casos donde el dolor de garganta se encuentra acompañado por varias décimas de fiebre o cuando las amígdalas inflamadas bloqueen la garganta.

Los productos y remedios naturales nos ayudaran a combatir estos dolores de garganta. A continuación os vamos a mostrar 6 remedios naturales que os ayudarán a aliviar ese molesto dolor en tan solo unos minutos.

La raíz de regaliz

Incluso si el dolor de garganta no es lo suficientemente grave como para justificar una visita al médico, aún es doloroso y puede interferir con una buena noche de sueño. Afortunadamente hay una serie de remedios que puedes utilizar para aliviar el dolor y la irritación.

La raíz de regaliz se ha utilizado para tratar el dolor de garganta y es un remedio mucho más eficaz cuando se mezcla con agua y se crea una solución para hacer gárgaras.

Licorice roots and candies on jute

Olmo

No sabemos mucho sobre este robusto árbol, pero lo que si se sabe es que ha sido durante mucho tiempo un remedio tradicional para el dolor de garganta. De acuerdo con la Universidad de Maryland Medical Center, los nativos americanos tomaban la corteza de este árbol para aliviar la tos y los dolores de garganta.

El Olmo americano tiene una sustancia con apariencia de moco en ella. Cuando se mezcla con agua, esta sustancia forma un gel resbaladizo que recubre la zona irritada y la calma. Para usarlo, vierte polvo de corteza sobre agua hirviendo, remuévelo muy bien y tómatelo. Si quieres saltarte este paso, en los herbolarios podemos encontrar fácilmente pastillas de Olmo.

Miel

La miel mezclada con agua caliente y unas gotas de limón o simplemente tomada sola, ha sido durante mucho tiempo un remedio casero para el dolor de garganta. Los estudios científicos han confirmado esta maravilla natural. La miel es aún más eficaz si se toma por la noche antes de acostarse.

La miel es un gran sanador natural de las heridas, lo que significa que también puede ayudar a acelerar la curación de los dolores de garganta.

la-miel

Agua Salada

Seguro que a más de uno se nos viene a la memoria ese momento cuando nuestra madre nos ponía a hacer gárgaras con agua salada. Si es así, deciros que ella tenía toda la razón del mundo. Hacer gárgaras con agua tibia con sal puede ayudar a aliviar el dolor de garganta y romper las secreciones. También es un remedio conocido para ayudar a matar las bacterias que se alojan en la garganta.

Media cucharadita de sal en un vaso de agua tibia puede ayudar a reducir la hinchazón y mantener la garganta limpia.

Raíz de Malvavisco

La raíz de malvavisco contiene una sustancia con apariencia de moco que recubre y alivia el dolor de garganta. Sólo tienes que añadir un poco de raíz seca a una taza de agua hirviendo y beber el té dos o tres veces al día. Vais a ver como poco despues de tomar el resultado de esta mezcla vais a notar una gran mejoría en vuestra garganta.

Menta

¿Qué os parece tener una garganta sana y un aliento fresco al mismo tiempo? La menta tiene mentol, que ayuda a diluir el moco y calmar los dolores de garganta y la tos.

La menta contiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antivirales, lo que puede ayudar a fomentar la curación.

menta

Loading...

Comentarios